Día Internacional de la Mujer

08. marzo 2016 Sin categoría 0
Día Internacional de la Mujer

El proyecto arranca con una fiesta. No se trata de una de esas celebraciones en la que vemos la sombra de la inminente tragedia, como tantas veces ocurre en el drama clásico. En esta se aspira un aire de supervivencia frente a la adversidad, huele a reivindicación y solidaridad y tiene intención de consagrar estos conceptos como valores eternos. No hay mejor momento para empezar esta singular cartografía sonora del espacio urbano que a través de una inauguración, esa manifestación de gozo colectivo donde se origina otra poderosa paradoja: recordar el pasado para abrir la puerta al futuro, inmortalizar lo sucedido para arrojar algo de luz sobre la incertidumbre de lo que ha de venir. Las mujeres que inundaron de canciones el Tren de la Libertad en febrero de 2014 también viajaban envueltas por el manto de la indignación, como las mujeres de nuestro proyecto. También sentían la necesidad de recuperar su papel de protagonistas, de ser dueñas de sus propias vidas, de no dejar que otras fuerzas que no sean las nuestras lideren el camino que hemos decidido recorrer. A nuestras protagonistas, sin embargo, ni siquiera se les deja la posibilidad de decidir y se ven obligadas a luchar contra fieras mucho más poderosas que legislaciones y normativas, con nombres tan abyectos como indiferencia o indolencia. En la amplia explanada del parque recién inaugurado, las palabras fluyen con libertad en esta tarde que habla ya de primavera, rebotan una y mil veces sobre las paredes que en su día viera partir un tren rebosante de esperanza ¡Quién fuera palabra sobre el tierno césped del parque del Tren de la Libertad!

El calendario ha servido de excusa para hacer coincidir la inauguración con las celebraciones del Día Internacional de la Mujer. Cambiamos de escenario pero no de narración y el aire continua cargado de denuncia y reivindicación, de justicia y de participación. La solemnidad del Salón del Ayuntamiento reviste de dignidad un discurso necesario. El camino para que el concepto “independencia” sea un derecho fundamental ha sido muy arduo y ha tenido que contemplar el sacrificio de muchas generaciones hasta convertirse en una bandera irrenunciable de lo que somos. Sin embargo, su salud es precaria y su vigor se pone en grave riesgo ante cualquier envite. Este día de celebración llama a acogerlo entre nosotros como la madre que arropa a su hijo, a mimarlo y a cuidarlo para que crezca fuerte, para que sea vigoroso acompañante y no débil reflejo. Las protagonistas de nuestro proyecto hablan de independencia con miradas limpias y recias, nos cuentan al micrófono historias de ese amante esquivo que tanto anhelan y que tantas veces las ha dejado (y las sigue dejando) fuera de juego. Pero como buenas madres que son, están dispuestas a seguir buscando con esa paciencia infinita que sólo ellas tienen. Nosotros pondremos el poder de lo sonoro a su disposición para que la búsqueda fructifique y les traiga esos ansiados reencuentros con la independencia, aquella que nunca debieron perder.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *